Afirmacion del día

miércoles, 29 de abril de 2009

Práctica metafísica 13: Apreciando mi entorno

Apreciando mi entorno
Este ejercicio te permitirá pensar cosas agradables sobre o que te rodea.
Puedes practicar este juego en cualquier momento y lugar, porque se trata sólo en dirigir pensamientos positivos a través de tu mente. Si escribes tus pensamientos, te resultará más fácil, pero no es imprescindible.

Comienza por buscar en tu entorno inmediato y observar relajadamente algo que te complazca. Trata de centrar su atención en ese objeto atrayente mientras piensas en lo estupendo, bello y práctico que es.
Si te concentras en ese objeto durante un buen rato, tus pensamientos positivos sobre él aumentarán. Mantente alerta de tu pensamiento agradable y observa cómo te sientes. Luego, cuando notes que tu pensamiento agradable es claramente más intenso que cuando comenzaste, echa un vistazo a tu entorno inmediato y elige otro objeto atrayente para centrar en él tu atención positiva.

Elige objetos en los que fijar tu atención que provoquen tu apreciación con facilidad, pues este ejercicio se trata de practicar las vibraciones elevadas. Cuanto más tiempo te concentres en objetos que hagan que te sientas bien, más fácil te será mantener estas frecuencias vibratorias que te producen una sensación placentera permitiendo que la más Ley de Atracción te traiga otros pensamientos, experiencias, personas y objetos que se correspondan con tu elevada vibración.

A medida que se desarrolla tu jornada, dedícate a buscar objetos que puedas apreciar, adquieres una vibración menos resistente y haces que tu conexión con tu Fuente de Energía sea más fuerte.
Cuanto más practiques la apreciación, menos resistencia opondrás a tus frecuencias vibratorias y tu vida mejorará. Asimismo, al practicar te acostumbrarás a elevar tus vibraciones, de modo que cuando entres de nuevo en un pensamiento que propicie una resistencia a tu vibración, te percatarás de ello enseguida, antes de que la vibración se haga demasiado poderosa.

Ejemplos:
Mientras pasear por un centro comercial:
Me gusta el ambiente que hay aquí.
Las tiendas son muy lindas.
Tiene buenos restaurantes.
La gente que viene tiene buen talante.
Sus baños son limpios....

Mientras conduces tu automóvil:
El tráfico está liviano.
Me gusta conducir.
La carretera está bien pavimentada.
Mi coche siempre funciona bien.
Mi coche me lleva destino rápido y seguro.
Me gusta la música que está sonando ahora en mi radio FM.
Hace buen tiempo...

Puede ser que durante el día te pasen cosas o te encuentres con personas con actitudes desagradables y te quieras sentir mal, pero no debes hacerlo. Cuando te des cuenta de que nada es más importante que de que te sientas bien y decidas que hoy vas a buscar conscientemente cosas que apreciar, el sentimiento de apreciación se convertirá en tu objeto de atención. Crearás una conexión entre tú y el objeto de apreciación sobre el que la Ley de Atracción empezará a trabajar de inmediato, haciendo que fluyan nada ti más cosas que te inspiren apreciación.

Cuanto más encuentres algo que apreciar, mejor te sentirás y más desearás seguir practicando lo cual te mantendrá en un óptimo estado para permitir que tus deseos se manifiesten. Cada vez que aprecias algo, cada vez que elogias algo, cada vez que algo te produce una sensación placentera, le dices al Universo: «Quiero más,de eso por favor» y si permaneces buena parte del tiempo en un estado de apreciación fluirán hacia ti abundantes cosas beneficiosas.

Fuente: Construye tu vida

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Copyright © 2011 El Secreto, la Ley de Atracción All Right Reserved | Design by Ay Caramba!