Afirmacion del día

martes, 6 de octubre de 2009

Merecimiento

En mi proceso de crecer, estoy aprendiendo cosas tal vez básicas, pero que en su simpleza esconden la sabiduría más bella y fundamental para tener una vida plena.

Aunque parezca extraño, empezar a entender, capturar y sobretodo Sentir en mi interior como reales estos simples conceptos, está siendo una tarea difícil, pero que quiero llevar hasta el final… Mi felicidad, mi salud, mi realización y mi prosperidad dependen de ello.

Te los entrego ahora. Tal vez tengas la gran suerte de tenerlos ya asimilados en tu persona, bien por ti! … Tal vez te emocionen y te ayuden a crecer como lo hacen conmigo. Tal vez sepas de alguien más a quién le haría bien aprenderlos.
Los entrego al Universo para todo aquel que los quiera leer:

- Si en el pasado estuve en peligro, ya no lo estoy.
Ya nadie puede hacerme daño.
Lo sepa yo o no, tengo a mi alrededor a seres que me cuidan y quieren, a los que les importo y que nunca permitirían que me pasara algo malo.
Ya puedo cuidarme a mi misma, tengo herramientas internas para enfrentar las situaciones sin salir gravemente dañada.
Si algo menos bueno llegara a pasarme, es porque hay algo muy importante que debo aprender de ello.

- Al que no le guste como soy, es SU problema.

- No necesito auto-exigirme perfección de ningún tipo.
Tengo derecho a presentarme al mundo tal como soy.
Ya no necesito actuar como no soy o como no me siento.
No tengo por qué estar dándole en el gusto a los demás si eso implica ser como no deseo ser.
Si le permito a otros ser a su modo, y así los respeto y quiero, puedo también permitirme a mí misma ser a mi modo, y respetarme y quererme tal como soy.
Soy “perfecta” siempre que soy “sinceramente yo”.

- Es mi particularidad lo que me hace valiosa, única.
Para poder recibir del mundo lo que deseo, debo permitirme entregarle al mundo todo lo especial y singular que llevo dentro y que soy, siendo simplemente YO.

- No hay 1 sola forma “correcta” de hacer 1 cosa.
Todas las opciones son válidas mientras impliquen dicha y significado para los involucrados, y no dañen a otros que sean indefensos.

- Cada persona está haciendo lo mejor que puede con las herramientas internas con las que cuenta hoy.
Eso me incluye a mí también.
Aún con mis defectos, estoy haciendo lo mejor que puedo con lo que tengo.
Y como todos, soy merecedora de lo mejor que la vida me pueda brindar.

- No necesito ser perfecta para ser digna de lo mejor. La perfección como tal no existe.
No son relevantes mis defectos o lo que sea que considere poco bueno en mí… de todos modos merezco lo mejor de la vida, tal como lo merecen también mis familiares, mis amigos, mis vecinos, las personas encarceladas, los abusadores, los delincuentes, los estafadores, los flojos, los egoístas, los honrados, los esforzados, los caritativos, los amorosos… y todos.

- Soy merecedora de recibir.
No estoy en deuda con nadie. Lo que me han dado ha sido por su propia decisión final.
No soy menos valiosa que los demás
Soy perfecta y digna tal cual como soy.

- Puedo permitirme recibir y desear. Siempre he podido, aunque no lo supiera.

- No necesito ser ni una gota distinta a lo que soy hoy, para ser digna de recibir lo mejor de la vida.

- Todo está bien.

A veces olvido estas simples afirmaciones, me hará bien tenerlas a mano en el Blog para recordarlas siempre y leerlas cada vez que flaqueo.
Gracias por leer este archivo. Espero que su contenido te sea de tanta utilidad como lo es para mí en lo personal.

Fuente: Mi Gratitud

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Copyright © 2011 El Secreto, la Ley de Atracción All Right Reserved | Design by Ay Caramba!