Afirmacion del día

martes, 22 de junio de 2010

Curso de Visualización Creativa - Lección 9


Lección 9: Aceptar los riesgos
Cuando uno toma una decisión que implica ciertos riesgos, puede fallar, algo puede salir mal. Esto es indudable. Pero tambien es cierto que si uno no acepta ciertos riesgos cada tanto, es seguro que algo va a fallar. Algunos riesgos son innecesarios, pero no asumir ninguno es como evitar la vida misma, porque la vida es riesgo, aunque a veces no lo veamos.

Vivimos en un mundo inseguro. Salir de casa es riesgoso. Ir hasta el supermercado es riesgoso. Tener
una relacion con alguien implica riesgos. Pero esto no nos detiene de hacer ninguna de estas cosas.

Creo que el riesgo que mas rápido evitamos es el de hacer cambios en nosotros mismos. Y eso si que es verdaderamente peligroso. Recuerdo que una vez, en momentos de tomar una decisión muy importante acerca de mi carrera, me acercaron un papelito que decía:

"La diferencia entre grandeza y mediocridad reside en cuan a menudo asumimos riesgos. Asumir riesgos es una necesidad si usted quiere encontrar el éxito. Vea el éxito como consecuencia del proceso de explorar el mundo. Tome nota de sus lecciones y avance.

Olvide las consecuencias de asumir riesgos. El riesgo lo abre a usted a un cambio en la dirección hacia el nuevo éxito.

Si usted es lo suficientemente grande como para arriesgarse, para vivir temporalmente fuera de su zona de confort, entonces es lo suficientemente grande como para ganar."

La palabra riesgo nos conduce a imaginar una aventura peligrosa desde lo físico, por ejemplo ascender el Everest o enfrentarse a un tigre de Bengala. En la vida cotidiana, el riesgo tan temido puede ser iniciar un emprendimiento laboral propio, vender la casa, invertir en algo que deseamos.

Pero el riesgo real que nos atemoriza puede ser otro otro. Piénsenlo en estos términos: Imaginen que dejar aquel hábito perjudicial, comenzar esa rutina de purificación, expresar esos sentimientos que tienen "atragantados", confiar en el Universo o perdonar a esa persona que los dañó, es el riesgo a asumir.

Queda claro, entonces, que mantenernos como estamos es la opción mas riesgosa.

Tengo un cuentito para compartir con ustedes que los ayudará a entender mejor que es lo que estoy tratando de decir:

Farmacia
No había en el pueblo peor oficio que el de portero de la Farmacia, pero ¿qué otra cosa podría hacer aquel hombre? De hecho, nunca había aprendido a leer ni a escribir, no tenia ninguna otra actividad ni oficio.

Un día se hizo cargo de la Farmacia un joven con inquietudes, creativo y emprendedor. El joven decidió modernizar el negocio, hizo cambios y después cito al personal para darle nuevas instrucciones, al portero, le dijo:

- A partir de hoy usted, además de estar en la puerta, me va a preparar un reporte semanal donde registrara la cantidad de personas que entran día por día y anotara sus comentarios y recomendaciones sobre el servicio. El hombre tembló, nunca le había faltado disposición al trabajo pero.....me encantaría satisfacerlo, señor - balbuceo pero yo... yo no sé leer ni escribir.-¡Ah! ¡Cuánto lo siento! -Pero señor, usted no me puede despedir, yo trabaje en esto toda mi vida. No lo dejo terminar.

-Mire, yo comprendo, pero no puedo hacer nada por usted. Le vamos a dar una indemnización para que tenga hasta que encuentre otra cosa, así que, lo siento que tenga suerte; y sin más, se dio vuelta y se fue.

El hombre sintió que el mundo se derrumbaba. Nunca había pensado que podría llegar a encontrarse en esa situación. ¿Qué hacer? Recordó que en la Farmacia, cuando se rompía una silla o se arruinaba una mesa, él, con un martillo y clavos, lograba hacer un arreglo sencillo y provisorio.

Pensó que esta podría ser una ocupación transitoria hasta conseguir un empleo. El problema es que solo contaba con unos clavos oxidados y una tenaza mellada. Usaría parte del dinero para comprar una caja de herramientas completa. Como en el pueblo no había una ferretería, debía viajar dos días en mula para ir al pueblo más cercano a realizar la compra. ¿Que más da? pensó, y emprendió la marcha.

A su regreso, traía una hermosa y completa caja de herramientas. De inmediato su vecino llamo a la puerta de su casa. Vengo a preguntarle si no tiene un martillo para prestarme. Mire, si, lo acabo de comprar pero lo necesito para trabajar... como me quede sin empleo...Bueno, pero yo se lo devolvería mañana bien temprano.

-Esta bien. A la mañana siguiente, como había prometido, el vecino toco la puerta. Mire, yo todavía necesito el martillo. ¿Por que no me lo vende? No, yo lo necesito para trabajar y además, la ferretería esta a dos días de mula.

Hagamos un trato - dijo el vecino - Yo le pagare los dos días de ida y los dos de vuelta, mas el precio del martillo, total usted esta sin trabajar ¿que le parece? Aceptó y volvió a montar su mula. Al regreso, otro vecino lo esperaba en la puerta de su casa.

Hola, vecino. ¿Usted le vendió un martillo a nuestro amigo? - Si....-

Yo necesito unas herramientas, estoy dispuesto a pagarle sus cuatro días de viaje, mas una pequeña ganancia. Yo no dispongo de tiempo para el viaje.

El ex-portero abrió su caja de herramientas y su vecino eligió una pinza, un destornillador, un martillo y un cincel. Le pago y se fue."...No dispongo de cuatro días para compras", recordaba. Si esto era cierto, mucha gente podría necesitar que él viajara a traer herramientas.

En el siguiente viaje arriesgo un poco más del dinero trayendo mas herramientas que las que había vendido. De paso, podría ahorrar algún tiempo de viajes. La voz empezó a correrse por el barrio y muchos quisieron evitarse el viaje.

Una vez por semana, el ahora corredor de herramientas viajaba y compraba lo que necesitaban sus clientes. Alquiló un galpón para almacenar las herramientas y algunas semanas después, con una vidriera, el galpón se transforma en la primera ferretería del pueblo. Todos estaban contentos y compraban en su negocio.

Ya no viajaba, los fabricantes le enviaban sus pedidos. Él era un buen cliente. Con el tiempo, las comunidades cercanas preferían comprar en su ferretería y ganar dos días de marcha.

Un día se le ocurrió que su amigo, el tornero, podría fabricar para él las cabezas de los martillos. Y luego, por qué no? Las tenazas... y las pinzas... y los cinceles. Y luego fueron los clavos y los tornillos....Para no hacer muy largo el cuento, sucedió que en diez años aquel hombre se transformó, con honestidad y trabajo, en un millonario fabricante de herramientas.

Un día decidió donar a su pueblo una escuela. Allí se enseñaría, además de leer y escribir, las artes y oficios más prácticos de la época. En el acto de inauguración de la escuela, el alcalde le entrego las llaves de la ciudad, lo abrazó y le dijo: Es con gran orgullo y gratitud que le pedimos nos conceda el honor de poner su firma en la primera hoja del libro de actas de la nueva escuela.

El honor seria para mí - dijo el hombre -. Creo que nada me gustaría más que firmar allí, pero yo no se leer ni escribir. Yo soy analfabeto.

Usted? - dijo el Alcalde, que no alcanzaba a creerlo -Usted construyó un imperio industrial sin saber leer ni escribir? Estoy asombrado. Me pregunto, qué hubiera sido de usted si hubiera sabido leer y escribir?

Yo se lo puedo contestar - respondió el hombre con calma: -Si yo hubiera sabido leer y escribir... seria portero de una Farmacia!.

Afirmación para la semana: "Todo cambio que asumo es para mi mayor bien"

Ejercicio:
1. Piensa en un desafío que hayas superado en el ultimo año, o en los ultimos 5 años
2. ¿Qué cualidad desarrollaste a partir de enfrentar el desafío y superarlo?
3. ¿Cuál es tu desafío actual, aquello que debes enfrentar, aquel cambio que debes realizar?
4. ¿Qué cualidad podría asistirte para realizarlo? (por ejemplo, coraje, confianza, autovaloración, etc.)
5. Escribe la palabra en una tarjeta, de modo que puedas verla durante el día.
6. Antes de irte a dormir, prueba esta técnica de psicosíntesis: Repite "Soy (aquí va el atributo)" unas cinco veces.

"Cada evento que eliges vivir, no importa cuan destructivo, caotico o miserable parezca, lo has permitido en tu vida porque sabes en tu interior que es exactamente lo que necesitas para dar un paso adelante en tu evolución."

Visualización Semanal: Imagina que eres un águila volando libremente en el cielo...

Lic. Flavia Carrión
Fuente: Astroser

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Copyright © 2011 El Secreto, la Ley de Atracción All Right Reserved | Design by Ay Caramba!