Afirmacion del día

jueves, 24 de junio de 2010

Curso de Visualización Creativa - Lección 11


Lección 11: Elevando la vibración de nuestra energía
Hay algunos puntos que -a esta altura de nustra búsqueda- ya son conceptos asimilados:

- El universo es energía pura.
- Nuestros pensamientos afectan esa masa de energía creando la realidad
- Pensamientos negativos bajan la vibración de nuestra energía provocándonos cansancio, depresión, angustia.
- Los pensamientos positivos elevan la vibración de nuestra energía provocándonos alegría, entusiasmo, comprensión; y nos permiten desarrollar al máximo nuestras potencialidades.

La energía se percibe de distintas maneras: a través de los sentidos físicos (visual, táctil, auditiva) o a través de un conocimiento interior. Muchos de ustedes habrán aprendido ya las técnicas para ver la energía alrededor de las plantas o entre las palmas de sus manos (si no las conocen, soliciten a esta dirección de mail un apunte que elaboré al respecto).

La energía disponible en nosotros depende de muchos factores, pero sobre todo de cómo la administramos. Hay que estar muy atento en este punto, ya que muchas veces dejamos que se nos escape la energía en preocupaciones inútiles acerca del futuro (este no existe, por que preocuparme por él, por otro lado la preocupación no acciona, no resuelve, ni calma...).

Siempre tenemos, por supuesto, formas de aumentar el caudal de energía disponible: conectándonos con la Naturaleza, aumentando nuestra apreciación de lo bello (visitando un museo, visitando una galería de arte), practicando disciplinas específicas, bailando, cantando, absorbiendo las energías de un cristal, etc.

Debemos recordar que la energía que irradiamos afecta a todos, por lo que mi frecuencia vibratoria (si estoy en pensamientos negativos o elevados) puede alternativamente contribuir con la iluminación general o hacer un aporte al caos y la oscuridad.

Por lo tanto, cuando estés a punto de criticar la situación actual en la que se encuentra tu comunidad, tu país, o el mundo; antes de emitir una opinión, pregúntate ¿y que estoy haciendo yo con mi energía para contribuir a esto?

Por otro lado, recordemos que nuestra energia responde a nuestras expectativas. Esto se entiende así: existe una corriente de información, la corriente de pensamientos que constituye la sustancia de este Universo. Nosotros generamos un tipo de energía, por ejemplo, el miedo, muchas veces con tanta intensidad y continuidad (día tras día, sentimos lo mismo...) que se convierte en pedido. Esto inicia en el Universo, un proceso de selección que nos trae aquello que pedimos (en nuestro ejemplo, situaciones "de miedo"). Generalmente, el flujo hacia los resultados se produce gracias a una combinación de intención consciente y atracción inconsciente. ¿Qué estás atrayendo a tu vida en este preciso momento?

Atención! Podemos estar muy involucrados en nuestro trabajo personal, haber hecho cursos de muchas disciplinas alternativas, conocer los principios de la metafísica a la perfección, incluso ser especialistas en terapias energéticas...pero NADIE ESTÁ A SALVO DE CAER en un periodo de baja energía. Es por eso que nos necesitamos mutuamente.

Hay diversas situaciones que causan el descenso de la frecuencia vibratoria de la energía: la rabia, el miedo, el resentimiento, la distancia a quienes pueden ayudarnos, el escepticismo, el ponerse en el rol de víctima, etc. Muchas veces, el mismo proceso de abrirse a un nivel de conciencia mas elevado desata estas emociones con mayor intensidad. Es por eso que hay que estar muy atento.

Pero todo en la vida tiene solución! Y aquí les sugiero algunas medidas para tener en cuenta cuando deseen elevar el nivel de su energia o simplemente mantenerla luminosa, radiando amor y conciencia, y atrayendo a sus vidas lo mejor!

Soluciones:
1. Ponerse en contacto con la propia energía tal como es. Identificar exactamente que se siente, entrando en contacto con el cuerpo y las emociones.

2. Ejercicios para recuperar la energía.
A) Respirar profundo, concentrándose en la respiración. Imaginar una cuerda que se extiende desde la base de la columna vertebral hacia la Tierra. Imaginar que la energía sube por la cuerda hasta el pecho (pueden imaginarla roja). Luego visualizar una cuerda que sale por la cabeza hasta el cielo. Imaginar que la energía baja desde el cielo hasta el centro del pecho (plateada).
B) En medio de una discusión o una situación conflictiva con alguien que nos está quitando energía: Irse a otro cuarto. Imaginar la cuerda conectada a la Tierra, pero ahora la energía sobrante u oscura baja por ahí.
C) Caminatas (tanto cuando la energía es poca como cuando es mucha)
D) Recordar aquellos momentos en los que nuestra energía estuvo en buena forma
E) Respirar hondo varias veces, en forma consciente, conteniendo el aire cada vez cinco segundos antes de exhalar. Inhalar la belleza que hay a nuestro alrededor hasta sentirnos plenos. Visualizar que cada inhalación nos colma como un globo. Sentir energía y levedad.
F) Adoptar una perspectiva de observador y recordar que lo que ocurre tiene un propósito.
G) Y sobre todo: NO IMPORTA CUANTAS VECES SE CAIGA LA ENERGÍA: VUELVE A LEVANTARLA!

Visualización:
a) Cerrar los ojos brevemente (o apoyar los ojos cerrados en las palmas de las manos).
b) Imaginar que nos baña una gran lluvia de luz y nos envuelve en un resplandor.
c) Disfrutar este baño de sol interior.
d) Sentir el calor y el brillo de la luz. Imaginar que el cuarto en el que estamos sentados está inundado de esta luz.
e) Tomarse unos minutos para intensificar la imagen.
f) Repetir la experiencia varias veces al día durante una semana y ver si observamos cambios en nosotros o en quienes nos rodean. Ellos también reciben la luz y la energía, lo sepan o no.

Ejercicio con un objeto bello:
1. Elegir un objeto que represente para ti, belleza
2. Tomar el objeto de belleza y ponerlo en el centro
3. Prestarle toda nuestra atención
4. Tomar conciencia de la elegancia de la forma, la intensidad del color, la luz en la superficie y la presencia específica del objeto. ¿Qué lo hace único?
5. Beber la esencia del objeto. Respirar sus mejores cualidades como si pudiéramos absorber esas cualidades en nuestro interior.
6. Mirar los detalles y observar cómo contribuye cada uno al todo. Ahora mirar el objeto entero y sentir su grandeza aunque sea pequeño y sutil. Ejercitarse pasando de la visión pequeña a la amplia. Ahora tratar de ver el objeto grande, como si llenara todo el cuarto que tiene enfrente. Llevarlo nuevamente a su tamaño normal.
7. Desenfocar ligeramente la visión y tratar de ver un brillo alrededor del objeto. Tratar ver radiaciones de algún tipo en el objeto.
8. Por último, preguntarse: "¿En qué me parezco a este objeto?". Escribir las conclusiones.
9. Leer lo escrito y recordar que "Aquello que nos parece bello en un objeto es aquello que nos recuerda nuestras propias cualidades"

Afirmación semanal: "Mi energía es radiante, luminosa, poderosa y sana. Su vibración es elevada"

Una frase para reflexionar: Siempre tengo presente esta reflexión, me ayuda a recordar que soy responsable de mi vida pero -al mismo tiempo- en momentos de crisis, me ayuda a recordar que la solución está en mis manos.

"El mayor obstáculo para resolver problemas en nuestras vidas es que los enfrentamos como si fueran algo ajeno a nosotros. La verdad es que cada problema es una manifestación exterior de nuestro estado de conciencia. Cuando nuestra conciencia es clara y está en paz, el problema desaparece" Arnold Patente

Lic. Flavia Carrión
Fuente: Astroser

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Copyright © 2011 El Secreto, la Ley de Atracción All Right Reserved | Design by Ay Caramba!