Afirmacion del día

domingo, 6 de diciembre de 2015

Con NAM MYOHO RENGUE KYO podemos alcanzar todos nuestros sueños.



Su repetición continua es la práctica mediante la cual los seres humanos pueden activar sus potencialidades positivas y sentirse acompañados del ritmo universal que les permitirá ser felices.

Nam Myōhō Renge Kyō (南無妙法蓮華經 o también Namu Myōhō Renge Kyō) es el mantra que constituye la base de la práctica de todas las formas de Budismo Nichiren, y representa La Ley última o verdad del Universo. Este mantra recibe el nombre de daimoku (題目, “título”) u Odaimoku (Gran
Título), y fue revelado por primera vez por el monje japonés Nichiren en el año 1253 en Kiyosumi-dera (también, Seichōji) cerca de Kominato en la actual Chiba, Japón. El propósito de cantar daimoku es el manifestar la naturaleza de Buda, que según las enseñanzas de Nichiren, es una cualidad inherente a todas las personas.

La invocación de Nam myoho renge kyo es la expresión, en palabras, de la Ley de la vida que busca cambiar el futuro, el destino. Escuchar y realizar la recitación repetida de Nam myoho renge kyo es la práctica primordial la cual se experimenta como un incremento natural de energía o vitalidad, valor, sabiduría, compasión, y nos ayudara a cambiar nuestro destino.

Nam La palabra nam deriva del sánscrito, una traducción cercana de su significado es "consagrarse". La frase de Nam myoho renge kyo es un medio para posibilitar a todas las personas para armonizar sus vidas con la ley de la vida, o Dharma. En el original en sánscrito, nam indica los elementos de la acción y la actitud y se refiere, por ello, a la acción correcta que uno necesita llevar a cabo y la actitud que uno necesita desarrollar con objeto de lograr la budeidad en esta vida.

Myoho Myoho (Mio jo) significa literalmente la Ley Mística y expresa la relación entre la vida inherente al universo y las muchas diferentes maneras en que esta vida se manifiesta. Myo se refiere a la esencia de la vida, misma que es "invisible" y está más allá de la comprensión intelectual. Esta esencia siempre se manifiesta en una forma tangible (ho) que puede ser percibida por los sentidos. Los fenómenos (ho) son cambiantes, pero todos los fenómenos están impregnados por una realidad constante conocida como myo.

Renge Renge significa la flor de loto. El loto florece y produce semillas al mismo tiempo, de tal manera que representa la simultaneidad de causa y efecto. Las circunstancias y la calidad de la vida individual están determinadas por las causas y efectos particulares, tanto buenos como malos, que se acumulan (a través de pensamientos, palabras y acciones) a cada momento. A esto se llama karma. La ley de causa y efecto explica que todos tenemos una responsabilidad personal con nuestro destino . Nosotros lo creamos y podemos cambiarlo. La causa más poderosa que podemos hacer es escuchar y entonar Nam myoho renge kyo, de esta forma, el efecto de la budeidad se crea simultáneamente en las profundidades de nuestra vida y definitivamente se manifestará a su tiempo. La flor de loto crece y florece en un estanque lodoso y, no obstante, permanece prístina e inmaculada simbolizando el surgimiento de la budeidad desde el interior de la vida de una persona común.

Kyo Kyo significa literalmente sutra, la voz o la enseñanza de un buda. En este sentido, significa también, sonido, ritmo o vibración. También, el carácter chino para kyo, significaba originalmente la pieza trenzada de tela tejida, que simbolizaba la continuidad de la vida a través del pasado, presente y futuro. En un sentido más amplio, kyo conlleva el concepto de que todas las cosas en el universo son una manifestación de la Ley Mística. Práctica primordial.

Cada día somos más los que queremos y sabemos que podemos asumirnos como guionistas de nuestras vidas. Y elegiremos escribir nuestros propios destinos. Ya muchos sabemos que con NAM MYOJO RENGUE KYO podemos alcanzar todos nuestros sueños, y hasta lo que no nos atrevemos a soñar.

Ningún humano puede escapar del sufrimiento del nacimiento; de la enfermedad; de la vejez, ni de la muerte. Pero tenemos NAM MYOJO RENGUE KYO que es la única frase que puede erradicar los karmas negativos y darnos la felicidad en esta y otras existencias. La frase esencial penetra la esencia de nuestros familiares, siete generaciones antes y siete generaciones después de nuestro nacimiento. Hoy oro por la paz del mundo y por la felicidad de las personas que estan leyendo este blog y todos los seres humanos.
Cuando repetimos, cantamos un mantra, este tiene la posibilidad de vibrar y hacer eco con vibraciones similares, en una especie de reacción en cadena. Entonces estamos haciéndolo resonar en nuestras vidas y a nuestro alrededor. Nos afinamos con la vibración de la sabíduria del Universo, resonar en la misma frecuencia que la vida, cantando NAM MYOHO RENGE KYOdespierta las cualidades innatas de iluminación que están en nosotros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Copyright © 2011 El Secreto, la Ley de Atracción All Right Reserved | Design by Ay Caramba!