Afirmacion del día

lunes, 4 de enero de 2016

Dieta del Merecimiento: DÍA 2, Ir a tu interior


«Me abro a las alegrías de la vida. Merezco y acepto lo mejor que me ofrece. Me amo y me apruebo.»
«Me merezco lo mejor y ahora lo acepto»
«Yo Soy Uno y la misma cosa con el Poder que me ha creado»

NOS DICE EL ARCÁNGEL MIGUEL:
"En esa etapa, se alcanza el mayor valor y merecimiento de respeto y de amor profundo. Esos son los
senderos del Respeto y de la Autoestima. Cualquiera que sea el punto de sus vidas en el que se encuentren, queridos Trabajadores de la Luz, honren ese lugar y estén dispuestos a compartir los dones que tengan. Y, recíprocamente, estén dispuestos a honrar y respetar los dones de los demás, propios de la etapa en la que se encuentren."

La Dieta del Merecimiento
Este ejercicio debe ser realizado por las personas durante siete días de la semana, únicamente deben grabarse en su mente y repetirlo durante los siete días, si algún día no lo hicieron o practicaron, deberán volver a empezar por siete días.

Se llama la DIETA DEL MERECIMIENTO, no deben comunicar a nadie para que la fuerza y voluntad se mantenga y aumente.

Lo único que tienen que hacer es repetir al levantarse y al acostarse en voz alta la afirmación, y durante todo el día repetir mentalmente el siguiente decreto:

TRATAMIENTO DE MERECIMIENTO

YO _________(nombres y apellidos completos) me merezco todo lo bueno.
En mi mente tengo libertad absoluta.

YO _________(nombres y apellidos completos) Ahora entro a un nuevo espacio en la conciencia, en donde me veo de forma diferente. Estoy creando nuevos pensamientos acerca de mi ser y de mi vida. Mi nueva forma de pensar se convierte en nuevas experiencias.
Ahora sé y afirmo que formo una unidad con el Próspero Poder del Universo. Y por lo tanto recibo multitud de bienes. La totalidad de las posibilidades está ante mi.

Merezco la vida, una vida buena.
Merezco el amor, abundante amor.
Merezco la salud.
Merezco vivir cómodamente y prosperar.
Merezco la alegría y la felicidad.
Merezco la libertad, la libertad de ser todo lo que puedo ser.
Merezco muchas cosas más que todo eso: merezco todo lo bueno.

El Universo está más que dispuesto a manifestar mis nuevas creencias y yo acepto la abundancia de esta vida con alegría, placer y gratitud. Porque me lo merezco, lo acepto y sé que es verdad.
Así Es. Gracias Amado Universo.

Tomado de: TRATAMIENTOS
Autora Louise Hay

Además la persona deberá anotar en una libreta de apuntes personales el día, la hora, el lugar donde empieza la dieta del Merecimiento y señalar el día, la hora y la fecha en que terminará.

Los 7 días se dirá mentalmente los decretos señalados, al levantar y al acostarnos recitarlos en voz alta, y con determinación que esta actuando en todos nuestros niveles vibratorios. Adecuado para aumentar las energías de autoestima personal y permitirnos evolucionar en nuestra vida aquí ahora.

"YO SOY LA LEY DEL MERECIMIENTO AQUÍ ACTUANDO"

Premisas básicas antes de cualquier meditación:
Encender una vela y un incienso.
Invocar a los guías personales, al ángel del merecimiento, a la llama Dorada, a la Llama Oro Rubí de Suministro Ilimitado, al Arcángel Uriel, al Cristo Jesús y Madre María.

INVOCAR AL ÁNGEL DEL MERECIMIENTO

EJERCICIO DÍA 2: IR A TU INTERIOR - Merecimiento
Materiales requeridos:
Hojas de Papel en blanco.
Lápiz
Abrir su corazón y tu mente en claridad y calma.

A veces no hacemos ningún esfuerzo por crearnos una vida mejor porque creemos que no nos la merecemos. Esta creencia puede remontarse a las primeras experiencias de nuestra infancia, quizás a los comienzos del aprendizaje del control de esfínteres. O tal vez nos dijeron que no podíamos tener lo que queríamos si no nos terminábamos la comida, o no limpiábamos nuestra habitación o no guardábamos los juguetes. Puede ser que estemos tratando de actuar según la opinión o las ideas de otra persona, que no tienen nada que ver con nuestra propia realidad.
El hecho de tener algo bueno no tiene nada que ver con el merecimiento. Lo que lo obstaculiza es nuestra falta de disposición para aceptarlo. Date permiso para aceptar lo bueno, independientemente de que te parezca que no te lo mereces.

Nos sentamos cómodamente con el papel y el lápiz, y nos disponemos en un lugar tranquilo donde podamos concentrar nuestra atención en la labor, respiramos profundamente 7 veces e iniciamos respondiendo las preguntas con sinceridad y aceptación.

EJERCICIO: El merecimiento

Responde lo mejor posible a las siguientes preguntas. Te ayudarán a entender el poder del merecimiento.

1. ¿Qué es lo que quieres y no tienes?
Responde de forma clara y específica.
________________________________________
________________________________________
________________________________________

2. ¿Qué leyes o reglas había en tu casa en cuanto al merecimiento?
¿Qué te decían? ¿«No te lo mereces»? ¿O: «Te mereces un buen mano-tazo»? Tus padres, ¿se sentían merecedores? ¿Siempre tenías que ganar-te algo para merecerlo? ¿Conseguías ganártelo? ¿Te privaban de cosas cuando hacías algo mal?
________________________________________
________________________________________
________________________________________

3. ¿Te sientes merecedor?
¿Cuál es la imagen que se te ocurre? ¿«Más adelante, cuando me lo gane»? ¿«Primero tengo que esforzarme»? ¿Sientes que sirves para algo?
¿Llegarás alguna vez a servir para algo?
________________________________________
________________________________________
________________________________________

4. ¿Mereces vivir?
¿Por qué? ¿Por qué no? ¿Te dijeron alguna vez que te merecías la muerte?
En caso afirmativo, ¿formaba parte esta afirmación de tu educación religiosa?
________________________________________
________________________________________
________________________________________

5. ¿Para qué tienes que vivir?
¿Cuál es el propósito de tu vida? ¿Qué significado te has creado?
________________________________________
________________________________________
________________________________________

6. ¿Qué es lo que te mereces?

«Me merezco el amor y el júbilo y todo lo que es bueno.» ¿O en lo pro-fundo de ti mismo sientes que no te mereces nada? ¿Por qué? ¿De dónde proviene el mensaje? ¿Estás dispuesto a desoírlo? ¿Por qué otra cosa vas a reemplazarlo? Recuerda que todo son pensamientos, y que los pensamien-tos se pueden cambiar.
________________________________________
________________________________________
________________________________________

Ya puedes ver que el poder personal se ve afectado por la forma en que percibimos nuestro merecimiento. Practica con el «tratamiento de merecimiento» que se propone aquí. En pocas palabras, los tratamientos son enunciados positivos que se hacen en cualquier situación dada para establecer nuevas pautas de pensamiento y disolver las antiguas.

Louise L. Hay ~ Fragmento del Libro: "Ámate a ti mismo: Cambiarás tu vida"

Tus guías y ángeles los apoyarán en este proceso. Amados, vean sus sueños ahora, vean cuán grandes son sus sueños y cuán fácilmente pueden obtenerlos en este espacio amoroso.

Lee lo que haz escrito, y permítete revisarlo por varios días, y repite al terminar la dieta del perdón volverlas a responder, y observar en que han cambiado las creencias. Guarda en un lugar lo que haz respondido, bien lo puedes leer cuando desees.

AFIRMACIONES MERECIMIENTO
«Me merezco el amor y el júbilo y todo lo que es bueno.»
«Me merezco tener buena salud.»
«Acepto y me merezco tener una salud perfecta ahora.»
Me doy permiso para ser todo lo que puedo ser; merezco lo mejor de la vida. Me amo. Amo y aprecio a los demás.
Me abro a las alegrías de la vida. Merezco y acepto lo mejor que me ofrece. Me amo y me apruebo.
Merezco gozar de la vida. Acepto todos los placeres que la vida me ofrece.
Sólo creo paz y armonía en mi interior y a mi alrededor. Merezco sentirme bien.
Merezco disfrutar de la vida. Pido lo que deseo y lo acepto con alegría y placer.
Merezco que me apoyen. Las personas siempre me apoyan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Copyright © 2011 El Secreto, la Ley de Atracción All Right Reserved | Design by Ay Caramba!