Afirmacion del día

miércoles, 9 de marzo de 2016

La caja mágica de creación - Abraham-Hicks


“«Tú eres lo que es el profundo deseo que te impulsa. Tal como es tu deseo es tu voluntad. Tal como es tu voluntad son tus actos. Tal como son tus actos es tu destino ~ – Brihadaranyaka Upanishad IV.4.5. »”

“«Yo Soy Uno con el Poder que me ha creado»”

Realmente cuando lo leí, AME este proyecto, por eso lo comparto con ustedes...

Cuándo debes utilizar este proceso

• Cuando desees realizar un agradable ejercicio consistente en concentrar la Energía que crea
mundos en el sentido específico de tus preferencias personales.
• Cuando desees transmitir al Gerente Universal información más específica sobre los detalles de cosas que te complacen.

Tu actual Punto Fijo Emocional
El proceso denominado «La caja mágica de creación» te será muy ÚTIL si tu Punto Fijo Emocional oscila actualmente entre: Alegría / Conocimiento / Poder Personal / Libertad / Amor / Apreciación
y Optimismo

Para comenzar a practicar el proceso de «La caja de creación» utiliza una bonita caja, que te complazca cuando la mires. En la tapa, en un lugar bien visible, escribe las palabras:

«Lo que contiene esta caja ¡EXISTE!»

A continuación, reúne revistas, catálogos y folletos y ojealos detenidamente en busca de algo que desees incluir en tu experiencia. Luego recorta las fotografías de cualquier cosa que ejemplifique lo que deseas: ilustraciones de muebles, ropa, paisajes, edificios, destinos turísticos, vehículos; imágenes de rasgos físicos; fotografías de personas que interactuan entre sí… Recorta lo que te resulte placentero y deposítalo en tu «Caja de creación». Y al depositarlas en ellas di:


«Lo que contiene esta caja, ¡EXISTE!»

Cuando estés lejos de la caja, sigue reuniendo más ilustraciones y cuando regreses a casa deposítalas en ella. Si contemplas algo que te gustaría experimentar, escribe su descripción y deposítalo en la caja.

Cuantas más cosas deposites en tu caja, más se afanará el Universo en proporcionarte otras ideas que se correspondan con ellas. Y cuantas más ideas deposites en la caja, mayor nitidez adquirirá tu deseo. Y cuanta mayor nitidez adquiera tu deseo, más vivo te sentirás, pues esta Energía que fluye a través de ti es vida.

Si opones escasa o nula resistencia, esto es, si no tienes ninguna duda de que puedes conseguir esas cosas, la experiencia te producirá renovada vitalidad. Cuantas más ilustraciones recortes, mejor te sentirás, y empezarás a ver pruebas de que esas cosas se aproximan más y más hacia tu experiencia. Empezarán a abrirse puertas que harán posible que esas cosas fluyan con facilidad.

Este proceso te ayudará a concentrarte en tus deseos y, de paso, potenciarás conscientemente el Primer Paso (pedir) y, dado que no opondrás resistencia, los acontecimientos se sucederán con rapidez.

Si sueles estar de buen humor y no has adquirido un marcado hábito de sentirte desgraciado por no poseer las cosas que has depositado en tu caja, experimentarás de inmediato el resultado positivo de sentirte más concentrado y más ilusionado con respecto a la vida, y las cosas que has depositado en tu «Caja de creación» empezarán a manifestarse enseguida en tu experiencia. Dicho de otro modo, este proceso es cuanto precisa alguien que no haya practicado pensamientos de resistencia para crear una vida maravillosa. Pides, la Fuente responde y dejas que tu Bienestar fluya a través de ti. Pide y se te concederá.

Si disfrutas practicando este proceso significa que te resulta poderosamente útil, te ayuda a concentrarte en las cosas que de-seas; al practicarlo lograrás alcanzar una vibración constante que se corresponda con tus deseos, y experimentarás la Creación Deliberada. Y, lo que es más importante, tu emoción placentera te indicará que en estos momentos te encuentras predispuesto a recibir. La atención que prestas a este proceso te ayudará a mantener la frecuencia vibratoria necesaria para que permitas que lo que has pedido fluya hacia tu experiencia, pues estás practicando «el Arte de Permitir».

Abraham, contame más cosas sobre Lo caja mágica de creación: Imagina que estás sentado en una butaca, y junto a tu butaca hay una caja, una bonita caja de tamaño grande. Sabes que eres un creador y que esta caja es tu creación; es tu mundo, por así decirlo. Y tú te asemejas a un gigante, sentado en esa espaciosa butaca, y posees la facultad de tomar de este Universo físico lo que desees y depositarlo en esa caja.

De modo que tomas una espléndida casa y la colocas en una ciudad que te gusta. Y tomas un trabajo que te proporciona buenos ingresos, y otro para tu pareja. Tomas todas las cosas que te gusta hacer, cosas hermosas que encuentras aquí y allá, sentimientos de alegría y sentimientos de sensualidad, todas las cosas que deseas, y las depositas en tu «Caja de creación».

Puedes practicarlo sólo como un juego mental, pero es mucho más divertido si tomas una caja y depositas en ella todas las cosas que representan tus deseos. Empezarás a notar que cuando depositas algo que no contiene un patrón de resistencia en tu «Caja de creación», el Universo te lo concederá de inmediato. Las cosas que depositas en la caja que contienen un patrón de resistencia tardarán más en fluir hacia ti.

Cuando visualizas, asumes un control creativo total

Por más que este proceso te parezca un tanto curioso, es muy poderoso e intensificará tu capacidad de visualizar. La mayoría de las personas emiten buena parte de sus vibraciones en respuesta a lo que observan, pero en eso no hay ningún control creativo. Sólo adquieres control creativo cuando ofreces deliberadamente un pensamiento, y cuando visualizas, ejerces un control creativo total.

Un día en que Esther y Jerry volaban de regreso a San Antonio desde Nueva York, Esther se puso a practicar el juego de la «Caja de creación». Mientras hacía el equipaje para dirigirse al aeropuerto, comenzó a depositar mentalmente objetos en su caja, por ejemplo, un cielo espléndido, un hermoso día soleado (a Esther le encanta despegar del aeropuerto de La Guardia y contemplar todos los lugares que conoce bien y le son familiares). «Qué ciudad tan fantástica —pensó—, con sus numerosos puentes que se reflejan en el agua, y sus imponentes edificios.» Esther pensó en las amables azafatas, en los animados pasajeros que la rodeaban y en lo divertido que sería el viaje. Luego pensó: «Espero que no nos topemos con un embotellamiento en la autovía por la asamblea de la ONU». Luego se dijo: «Qué pensamiento tan absurdo, no quiero depositarlo en mi caja».

A medida que deposites deliberadamente objetos en tu «Caja de creación», cada vez que pienses en algo negativo te percatarás con mayor claridad de que no deseas incorporarlo a tu experiencia. Tu relación con esta «Caja de creación» te ayudará a reconocer el poder de tus pensamientos.

Otro ejemplo: Jerry y Esther querían comprar una alfombra oriental para su casa. Un día, mientras viajaba a bordo de un avión, Esther se dedicó a arrancar páginas de unas revistas en las que aparecían ilustrados todo tipo de objetos para depositarlas en su «Caja de creación». Entre ellas figuraba la fotografía de una magnífica alfombra. Cuando llegaron a casa, Jerry y Esther se encontraron con varias cajas llenas de cartas que tenían que clasificar. Cuando Esther metió la mano en una caja, extrajo de ella una tarjeta postal de una nueva firma de alfombras en San Antonio en la que aparecía fotografiada la misma alfombra que había visto en la revista. « ¡Es increíble lo rápido que funciona este proceso!», exclamó Esther. No hacía ni veinticuatro horas que había depositado la fotografía en la caja cuando se le ofrecía un sistema rápido y sencillo de conseguirla.

Queremos que te diviertas practicando este proceso. Con frecuencia, cuando obtienes algo que deseas, tu sensación de euforia no dura mucho, pero este juego te dará la oportunidad de saborear las cosas que deseas durante más tiempo. Luego, la emoción de observar cómo se manifiestan, aunque breve, te parecerá aún más dulce.

Cuando empieces a practicar este proceso te impresionará el poder y la eficacia del gigantesco equipo No Físico que atiende tus peticiones vibratorias. Cada vez que pidas algo, se te concederá, y cuando juegues con esta «Caja de creación», aprenderás a dejar que tus deseos fluyan hacia ti.

La vida no consiste en mañana, sino en hoy. La vida consiste en cómo moldeas en estos momentos la Energía

Abraham-Hicks
Autores: Esther y Jerry Hicks
Extracto del Libro: Cuaderno de trabajo: “¡Pide y se te Dara!”

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Copyright © 2011 El Secreto, la Ley de Atracción All Right Reserved | Design by Ay Caramba!