Afirmacion del día

lunes, 16 de mayo de 2016

Si realmente quieres algo, el Universo conspira para que lo logres


Paulo Coelho, escritor brasileño cita en varias de sus obras la siguiente frase: “Cuando deseas alcanzar u obtener algo en la vida, el Universo conspira para que lo logres.”

Cuando tu deseas lograr algo en la vida esta pone de manifiesto ante tus ojos las oportunidades para lograrlo, ocurren diversos hechos situaciones que te llevan a conseguirlo.

Debemos estar atentos a los destellos de luz que se pondrán enfrente de nosotros y no dejarlos pasar
de largo.

Cuando tu deseas convertirte en un profesional exitoso aparecerán ante ti; lugares, momentos y personas que contribuirán de alguna u otra forma a que llegues a la meta.

Si deseas con todo tu ser avanzar, en el momento indicado aparecerán señales a las cuales debes de estar muy atento para no dejarlas pasar.

Señales que te enviarán las personas con las cuales convives, o bien con gente nueva, que te dejará cosas positivas y a la vez negativas, pero que de alguna u otra manera contribuirán a que tus logros se vean cristalizados, así como también situaciones precisas que te colocarán en la ruta adecuada hacia el éxito, sin olvidar los momentos particulares que iras viviendo día a día y que no puedes dejar que pasen sin pena ni gloria.

El Universo conspirará una y otra vez hasta lograr que tu cumplas tus propósitos de vida, procura estar muy atento con todas las personas que conozcas actualmente; ya sean viejos conocidos o nuevas amistades, relaciones de trabajo, fijando tu atención a los momentos de alegría, paz, calma, e incluso de tristeza, situaciones agradables o desagradables; ya que de cada una obtendrás algo positivo para subir cada día en la montaña de tus sueños hasta conquistar la cima, mientras que de lo negativo solo tomarás aquello que te permita crecer en tu búsqueda.

Y lo que no ayude a tu propósito, procura desecharlo para que no te afecte, no te perjudique, y mucho menos te corte las alas de superación, pues puedes llegar a sentirte fuera de lugar, a sentirte sin ganas de querer llegar a la cima de la montaña de tus sueños.

Los sueños se alimentan con tu entusiasmo por llegar a cumplir tu misión de vida.

Te invito a estar muy atento a todo lo que sucede en tu vida; a las personas, a los buenos y malos momentos, pero, sobre todo, a no dejar pasar las señales que el Universo te envía para llegar a la meta.

Recuerda: que si te propones un logro lo harás, ya que el Universo realmente conspira en tu favor. Atrévete.

"Si realmente quieres algo, el Universo conspira para que lo logres".
Siempre existirán los problemas y buscaremos sueños para solucionarlos.
Cuando más mal te sientes o te va, al final de cuentas sale todo adelante.
Entonces la preocupación no tiene lugar, solo la proacción.
Solo el cambio de actitud te va a sacar de tu situación.

La frase conocida de Dios aprieta, mas no ahorca, habla de no perder la esperanza y la fe. Esos dos conceptos tan difíciles de mantener cuando sientes que el mundo se te viene encima.

Cuando por las mañanas ves hacia la ventana y pareciera que quieres convencer al Sol de que no salga, o que se vuelva a meter pues ese día necesitas que pase rápido.

Nunca sabes cuándo te van a dejar de apretar, nunca sabes hasta dónde te soltará.

Sin embargo, la actitud determina qué tan rápido sales de tu problemática.

Y eso no depende de Dios. Depende de ti. Por lo que no debes perder por nada una actitud positiva, de mucha fe en tu capacidad y con mucha esperanza en el futuro exitoso.

Cierto que existen situaciones especialmente difíciles, en los que una vez que caes en una situación negativa y empiezas a preocuparte por el aquí y ahora, así es muy difícil mantener una actitud positiva. Sin embargo, debes encontrar la manera de mentalizarte de que todo se logrará, todo va a salir bien, o que vas a mantener los ojos abiertos pues aprovecharás toda oportunidad que se te presente para mejorar.

Es entonces, cuando tu mente estará preparada para lo mejor, porque tu actitud cambia.

Alex Dey afirma que la suerte existe. Y es cuando la oportunidad se cruza con la preparación. Si no tienes estas dos cualidades, difícilmente el éxito te llegará: Si no compras el billete de lotería, difícilmente te encontrarás en el piso el ganador, y, aun así, debes preparar tus ojos para detectar un billete de lotería en el suelo.

Cuando llegas a caer en esa espiral de actitud negativa, solamente la mentalización o predisposición mental podrá sacarte y romper esa actitud. Existen muchos enfoques, algunas actitudes:

Al momento de levantarte, dedica 5 minutos a hacer respiración mientras repites y visualizas lo que quieres lograr ese día. Puede ser de mucha ayuda que lo escribas y siempre traerlo contigo, pues podrías tener que recordártelo en el transcurso del día.

Como ya sé qué quiero lograr ese día, planeó lo que voy a hacer, la agenda es una excelente herramienta, y verifico que programé todas las actividades necesarias para cumplir lo que quiero en el día. Siempre debes tener presente lo que quieres lograr. Siempre debes visualizarte haciéndolo.

Repítete frases propositivas, todo el tiempo que puedas, sin que corras el riesgo de parecer una persona que habla sola. Es más recomendable en voz alta pues utilizas más canales de acceso al cerebro: el visual y el auricular, pero también puede ser con tu pensamiento. Lo importante es que se te quede en el subconsciente. Utiliza frases como “Yo puedo lograr … sin faltar a mi conciencia”, “Quiero tener … sin dañar a nadie” “Soy la persona más exitosa…” Estas frases, para muchos psicólogos o motivadores se les llaman afirmaciones.

Aléjate de cosas y gente negativa. La negatividad es como la gripa, puedes acercarte a ella, y es posible que no te contagies a la primera, pero si te metes en un foco de infección, terminarás con pulmonía.

Al final del día, revisa lo que hiciste, verifica que hayas hecho lo que te programaste y que cumpliste con tus objetivos del día. Si por alguna razón no lograste alguno, desahógate, haciendo ejercicio o practicando meditación, y si lograste todo felicítate, publícalo, prémiate, te lo mereces.

Las afirmaciones funcionan por que ponemos la actitud correcta a funcionar en nuestro cerebro. Además, hacen que nos preparemos para cualquier oportunidad que se presente. La planeación del día nos ayuda a dirigir nuestros esfuerzos por completo en lo que queremos lograr, si ningún desvío. Y tus objetivos deben ser pequeños en un principio, pues imagina que estás en rehabilitación y tus pies deben aprender a caminar de nuevo. Después podrás correr.

Toda situación es pasajera. Nunca deja de salir el Sol, pero lo que no nos han dicho, es que no sale por sí solo.

Decide cambiar.
La actitud te va a ayudar, no importa la situación.
La decisión es tuya totalmente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Copyright © 2011 El Secreto, la Ley de Atracción All Right Reserved | Design by Ay Caramba!